viernes, 17 de abril de 2009

EPÍTOME SOBRE LA VACUNA (1826)

El libro “Epítome sobre la vacuna” podrìa denominarse como una compilaciòn, resumen o síntesis de estudio relativo a la historia del descubrimiento y origen de la vacuna contra la viruela. Libro escrito por el Doctor José María Vargas, con un apéndice sobre una especie de viruela llamada modificada. Este libro fue impreso en la imprenta de Divisme Hermanos, Caracas, 1826. Según opinión de estudiosos afirman que “Epítome sobre la vacuna” fue el primer libro impreso en Venezuela sobre medicina. Aquí nos habla el Doctor José María Vargas sobre algunos aspectos relacionados con el investigador y científico Dr. Jenner en la lucha contra la viruela. Así, nos refiere a experiencias vividas por el Dr. Jenner en ese proceso de aparición y desarrollo de esa terrible enfermedad. Una de esas referencias nos dice cómo adquieren la enfermedad los ordenadores a través del contacto con ubres de vacas infestadas. Pero, vale la pena destacar una parte de este texto científico bajo el título: “Principios generales”. Aquí ya se tocan aspectos inherentes a la vacuna en sí, es decir, sus efectos, sus ventajas y desventajas, efectos secundarios ocasionados por la misma, observaciones hechas en procesos de vacunación, entre otros. Por ejemplo, en estos principios generales se afirma lo siguiente: “La vacuna no es contagiosas por sus efluvios; Todavía no ha sucedido que una persona bien vacunada, haya sido después afectada por la viruela; La vacuna nunca ha sido fatal: es mucho más benigna que la viruela (...). Ninguna erupción que termine en pústulas variolosas, pertenece a la vacuna…” Si pasamos otras páginas de este libro del Dr. Vargas nos encontramos con información más detallada sobre la viruela, tales como: Variedades de los síntomas; Circunstancias relativas a la vacunación; Métodos de tratar a los vacunados cuando la vacuna es la única afección; Modos de propagar y conducir el virus vacuno de un lugar a otro. Consideramos importante citar el siguiente párrafo donde el Dr. José María Vargas nos dice en las páginas finales de esta obra lo siguiente: “Siento no haber podido consultar sobre esta materia tratado alguno extenso, habiendo tenido que recoger las pocas ideas que presento de algunos periódicos científicos y papeles públicos de varios países, con las que he comparado algunas observaciones mías que sujetas al examen y consideración de los médicos de esta ciudad puedan ser modificadas, adicionadas y corregidas; y contribuir al util objeto de sacar el partido posible de la cualidad preservadora de la vacuna.”

Buscar en este blog