martes, 17 de febrero de 2009

AMÁBILIS CORDERO Y EL CINE EN VENEZUELA



 Caminamos entre las estanterías del tiempo. Nos detenemos ante unas cajas identificadas con etiquetas donde se lee: Archivo Amàbilis Cordero (1892-1974). Abrimos cada caja y entramos a la casa de una historia que no se olvida. Se trata del archivo del cineasta larense Amàbilis Cordero, uno de los pioneros del cine en Venezuela, quien fue también fotógrafo y compositor.
Estudió cine por correspondencia en el Instituto Cinematográfico de Hollywood. Funda en 1928 los “Estudios Cinematográficos Lara” en la ciudad de Barquisimeto. Ese mismo año filma su primera película “Los milagros de la Divina Pastora. En 1951 funda la Cooperativa Cinematográfica “Estudios Lara” en la misma capital larense. Si revisamos el contenido de su archivo nos encontramos con una cantidad de guiones escritos en cuadernos y libretas, así como cartones de cine, vidrios de cine, cuadernos con valses y pasodobles, álbumes con fotografías de artistas que actuarían en películas y avisos comerciales, cuadernos con apuntes sobre algunos aspectos inherentes al arte cinematográfico. La mayoría de guiones y argumentos que contiene este archivo no fueron llevados a la pantalla. Por nombrar sólo alguno de ellos leemos: “El alma llanera (1932), Amor de madre (1930); Doña Marta (195-?); En plena juventud (194-?), La estrella de Belén (1962), entre otros. Asimismo, no podemos pasar por alto el argumento de la película “Nuestra Señora de Coromoto” (194-?), basado en el libro La maravillosa historia de Nuestra Señora de Coromoto de Guanare” de Nectario María. También entre estos documentos de Amàbilis se hallan unos talonarios que se utilizaron para implementar rifas con el fin de recaudar fondos para la realización de sus películas. Los mismos llevaban una nota que decía: ”Levantemos el cine Nacional.”
La consulta de este archivo creemos que serìa de gran provecho para estudiosos o interesados en la historia del cine en Venezuela. Amàbilis Cordero ha sido un poco olvidado en nuestro país, cosa que resulta injusta, si no reconocemos el extraordinario esfuerzo que hizo este artista para lograr la filmaciòn de algunas películas en aquella desolada ciudad larense para la dècada de 1930 y 1940. Y lo que llama màs aún la atención es la creación de una escuela de cine para esa época. Acaso no creò Amàbiles una pequeña villa del cine en Barquisimeto para formar actores, camarógrafos, escenògrafos, directores y tècnicos en este arte. Qué alegrìa sentirìa hoy al ver sus sueños en la recién inaugurada Villa del Cine en Guarenas.

Buscar en este blog