lunes, 9 de mayo de 2011

MEMORIA DE LOS ABONOS, CULTIVO Y BENEFICIOS QUE NECESITAN LOS DIVERSOS VALLES DE LA PROVINCIA DE CARACAS PARA LA PLANTACIÓN DE CAFÉ


Memoria presentada al Real Consulado por un patriota que se interesa en la prosperidad de la agricultura, en 26 de octubre de 1809. Adicionada por un amigo de la agricultura con instrucción para el gobierno de las haciendas de cacao. Libro impreso por Tomás Antero, Caracas, 1833. Cubiertas de pergamino. Se observan perforaciones en el soporte de papel ocasionado por insectos, asimismo, puede notarse trabajos especializados de conservación realizados para corregir daños en la estructura general de este ejemplar. Se lee textualmente en la primera página lo siguiente: “Esta memoria fue impresa por disposición del consulado el año de 1809 en esta ciudad y alcanzó a Coro un ejemplar, del cual copió un vecino de allí lo que convenía a sus miras y empresas locales, por lo que omitió el capítulo primero en el cual se hace una descripción de las diversa calidades de tierras del territorio de Venezuela.”

CONTENIDO: INDICE DE LOS TRATADOS CONTENIDOS EN ESTE VOLUMEN: De las diferentes calidades de tierra; Del beneficio general; Del beneficio del arado y de las utilidades que de él resultan; Del beneficio de los estiércoles, cómo obran estos, y cómo deben administrarse; Del beneficio de la sombra; Del beneficio que generalmente necesitan los terrenos altos y quebrados; Del beneficio de la mezcla de tierras y del modo de ejecutarlo; Del modo con que deben hacerse los almácigos; Como debe cultivarse el café en cuanto a la distancia de su siembra, podarse y deschuparse; De las diferentes plantas que pueden sembrarse dentro del café y de las que perjudican y otros. INSTRUCCIÓN PARA EL GOBIERNO: De las haciendas de cacao: Desyerbo; Plagas; Gusanos; Aseo y corte del cacao; Córtese el árbol de sombra; Como debe hacerse el almácigo; Cogida del cacao; Beneficio del cacao; Conservación del cacao; Remedio para el cacao que se haya picado; Casas y fábricas; Herramientas; Mantenga las herramientas necesarias; La mancha del cacao que llaman cordoban.

Buscar en este blog