martes, 5 de abril de 2011

CATÁLOGO DE LAS CAUSAS CONTRA LA FE ANTE EL TRIBUNAL DEL SANTO OFICIO DE LA INQUISICIÓN EN TOLEDO (1903)

Catálogo de las causas contra la fe seguidas ante el Tribunal del Santo oficio de la inquisición de Toledo y de las informaciones genealógicas de los pretendientes a oficios del mismo con un apéndice en que se detallan los fondos existentes en este archivo de los demás tribunales España, Italia y América. Dicho catálogo fue publicado en Madrid en la Tipografía de la Revista de Archivos, Bibliotecas y museos en 1903. En esta obra nos dice Vicente Vignau en el prólogo lo siguiente: “El Archivo Histórico Nacional ha logrado reunir los papeles procedentes de las inquisiciones de España, América e Italia que sobrevivieron a la supresión de este tribunal en 1834 y se refieren a los Tribunales de Barcelona, Canarias, Córdoba, Cuenca, Granada, Logroño, Llerena, Mallorca, Murcia, Santiago de Galicia, Toledo, Valencia, Valladolid y Zaragoza; Lima, México y Cartagena de Indias, en América, y Palermo y Sacersa en Sicilia y Cerdeña respectivamente, faltando sólo para completar esta rica colección, los expedientes, causas y libros que pertenecieron al Consejo Supremo de la misma y que se conservan en el Archivo de Simancas.” Este catálogo de los Tribunales de inquisición de Toledo contiene toda la información relativa a personas que fueron puestas a la orden de dichos tribunales. Allí, se registra el nombre de la persona, la causa o acusación que se le imputa, el año, número de legajo y número de orden, respetándose la forma y los contenidos, tal cual, como fueron llevados por los tribunales de la inquisición. Dentro de las causas consideradas por estos tribunales para condenar a las personas figuran la bigamia, blasfemia, hechicería, calvinismo, francmasones, luteranos, moriscos, perjurio, religiosos casados, posesión o autoría de libros prohibidos, entre muchas otras. Cabe señalar que la mayoría de personas condenadas eran trabajadores y en algunos casos esclavos. Así leemos en este volumen nombres de personas que se desempeñaban como sastres, albañiles, agricultores, artesanos, entre otros. En numerosos casos se indicaba si la persona fue sometida al tormento y al lado se le colocaba la palabra: condenado. Sin embargo, creemos oportuno aclarar que toda persona sometida al tormento, rara vez sobrevivía al rigor de las más perversas torturas aplicadas por la inquisición. Respecto a libros prohibidos que aparecen en estas páginas podríamos nombrar algunos como: Obras de Voltaire, Constitución fundamental de los libertadores del género humano, Histoire Philosophique de la revolutión de Francia, Periódico Semanario de obras inéditas, La Comedia de Santa María Egipciaca, Los sainetes Juanito y Juanita, Los Payos Hechizados, Ars Amandi de Ovidio, La Clavícula de Salomón, El Filósofo Sueco, Luterano Desengañado, entre otros.

Buscar en este blog