lunes, 8 de junio de 2009

LA VISITA DE MARIANO MARTÍ (Manuscrito original, 1771)


Levantamos las cubiertas de pergamino que protegen las páginas de este voluminoso manuscrito testimonio de las impresiones y observaciones hechas por el Obispo Mariano Martí sobre cada visitado y cada ruta recorrida por este Obispo. Se trata del manuscrito: Relación y Testimonio integro de la Visita general del Obispado de Caracas y Venezuela, realizada por el Obispo Mariano Martì en el espacio de doce años. Dicha visita se lleva a cabo partiendo de Caracas en 1771 para concluir en el pueblo de Guarenas en 1784. Quien lleva la relación de esta visita es el Secretario de Càmara Joseph Joachin de Soto y a su vez es quien autoriza las Actas. Asimismo, este secretario acompaña al Obispo Martì en todo este viaje desempañándose como Notario. Cabe señalar que Mariano Martì fue también Obispo de la Diócesis de Puerto Rico y de sus anexos insulares y continentales del Oriente venezolano (1761-1769), y luego Obispo de la Diócesis de Venezuela (1770-1792).
Mariano Martì visitó prácticamente toda la diócesis de Caracas, incluyendo una gran extensión territorial que formaría -en tiempos de Martì- la nueva Diócesis de Mérida: Maracaibo, Coro, Mérida y Trujillo. Este manuscrito que se halla en la Colección Documental Antigua de la Biblioteca Nacional de Venezuela, se considera un borrador casi definitivo de esa visita. En el mismo se registra una cantidad de documentos que han servido de fuentes de información de suma importancia para la elaboración de libros, expedientes, testimonios, memoriales y otros papeles, no menos significativos. Sin lugar a dudas, toda la documentación contenida en este manuscrito relativo a la antes mencionada visita eclesiástica, se convierte en el conjunto de datos más completo y organizado de aquella época y que gracias a esta pieza documental conocemos hoy en día.
En cuanto al estado físico de esta obra, pudríamos afirmar que se encuentra en buen estado de conservación, gracias a un intensivo trabajo realizado por el Centro Nacional de Conservación de Venezuela. Allí, se le hizo tratamiento especial en el soporte de papel, el cual, se vio afectado por procesos de oxidación en las tintas utilizadas en la escritura. Para dicho tratamiento de conservación se utilizó papel japonés adherido a las zonas afectadas con pegas netamente naturales.

Buscar en este blog