lunes, 8 de junio de 2009

IGLESIA PARROQUIAL DE SANTA ROSALÍA (Manuscrito original, 1814)

Cuaderno de descargo de la Cofradía y Rentas del Santísimo de la Iglesia Parroquial de Santa Rosalía, bajo la responsabilidad del mayordomo y tesorero de esta iglesia. Llama la atención las dimensiones de este documento o cuaderno de aproximadamente 40 x 20 cm. Se observa en su escritura oxidación en las tintas, lo cual ha ocasionado daños irreversibles en su soporte. En este cuaderno se llevaban o se anotaban los ingresos y egresos de la iglesia. Allí, se registraban donativos y pagos por servicios que prestaba la iglesia por concepto de servicios religiosos tales como misas para difuntos, ceremonias para entierros, entre otros. Utilizamos la palabra donativo para acercarnos a nuestra modernidad. Sin embargo, en este manuscrito se emplea la palabra limosna en lugar de pago o donativo. Cada pago que se le hacía a la iglesia quedaba rigurosamente anotado en este libro de cuentas con la fecha exacta y con la firma del responsable de hacer efectivo la entrega de los pesos correspondientes a las tarifas establecidas para la época. El mismo procedimiento se hacía para los egresos, es decir, para todos aquellos pagos que hacía la iglesia con el fin de cubrir gastos ordinarios y extraordinarios y garantizar de esta manera su buen funcionamiento. Todas estas labores administrativas y financieras estaban a cargo del mayordomo de la iglesia Señor José Antonio Camejo, por esta razón siempre los registros de gastos comenzaban así: He recibido del mayordomo la cantidad de tantos pesos o le he entregado al mayordomo los pesos por concepto de servicios ofrecidos por la iglesia…y así sucesivamente. Cómo sería de estricto este cuaderno de control de gastos que en sus últimas páginas leemos datos relativos a la cantidad de aceite que consumían mensualmente las lámparas que alumbraban permanentemente la imagen del Santísimo. Consideramos de interés comentar el contenido de este documento por tratarse de un testimonio que evidencia el funcionamiento de esta iglesia en sus tares rutinarias. No debemos olvidar que cuando se estudian estas fuentes documentales todo es importante a la hora de acercarnos a un estudio más profundo sobre cualquier aspecto de nuestra historia. Estudiar documentos antiguos, sobre todo del siglo XXI en Venezuela, se hace tarea impostergable, más en estos tiempos donde se busca establecer un contacto más estrecho con nuestro pasado. Todo lo que el ser humano hace queda marcado en cualquier Pergamino del Tiempo que signa nuestra historia.

Buscar en este blog