martes, 10 de abril de 2012

EL TERROR Y EL TRABAJO FORZADO EN VENEZUELA


Se procede a amarrarlo por los dedos pulgares. La víctima se resiste y pide que le fusilen antes que imponerle alguna pena infamante. Ya sabe de que se trata – Lo siento, viejito, pero la orden está dada; eso te pasa para que no seas “pingo”. “Esta bien general cumpla su orden” . Le sientan en el piso y le atraviesan un máuser. Le acuestan de costado. (…) pincipia la música llamada “la garigari”, una diana que no sirve más que para amenizar actos de esta naturaleza, los latigazos caen cortando y salpicando sangre en todas las direcciones (…) despúes quedó inmóvil no se escucha más quejido”. Estas líneas con que iniciamos la siguiente columna corresponden al libro “El terror y el trabajo forzado en Venezuela” publicado en Bogotá en 1933 y escrito en forma de testimonio por Carlos M. Flórez; quien fue preso político durante la dictadura de Juan Vicente Gómez, específicamente de 1929 hasta 1933, su principal crimen; haber participado en unos de los movimientos revolucionarios para derrocar el régimen. El autor de este libro, busca como objetivo primario mostrar algunos aspectos de la tiranía empleada durante la dictadura Gomecista, a través de su relato ofrece al público muy detalladamente sus impresiones acerca de los sucesos más sobresalientes durante el tiempo que estuvo en cautiverio, explica los métodos de represión aplicados en las cárceles, los cuales valen la pena mencionar por tener carácter de suplicio, El “LÁTIGO”, “El TORTOL”, “El CEPO”, “COLGAMIENTOS” la “CUERDA ANUDADA EN EL ESTOMÁGO”, “CASCO DE HIERRO” y “VIDRIO MOLIDO”, de la misma forma ejemplifica la situación vivida por los presos en la construcción de las carreteras, narra los trabajos forzados al cual estuvieron sometidos los reos en señal de castigo, tanto en la Cárcel de la Rotunda, como en el Castillo Libertador o en la Cárcel de las Tres Torres, también realiza una descripción detallada de la llamada por ellos “Ranchos” que no era más que la alimentación que se le daba a los reclusos, la mal llamada “alimentación” por parte del régimen, ya que el consumo de la misma en muchas ocasiones causó pérdidas irreparables. Al realizar la lectura de estas páginas nos damos cuenta como este período de la Historia de Venezuela quedó marcado por hazañas de terror y barbarie con un régimen que logró mantenerse en pie durante 27 años pese a las violaciones de los derechos humanos y el uso indebido y omnímodo del poder. Este libro puede ser consultado en la Colección de Libros Raros y Manuscritos de la Biblioteca Nacional de la República Bolivariana de Venezuela.


THAYLIZ MENESES

Cota : 11. 223

Colección Pedro Manuel Arcaya
















No hay comentarios:

Publicar un comentario

Buscar en este blog